Cinco balazos y una operación de varias horas: cómo está el primer ministro de Eslovaquia

El mandatario eslovaco fue baleado y sufrió múltiples heridas. Los médicos lograron estabilizarlo pero advirtieron que su cuadro es “muy grave”.

El estado de salud del primer ministro eslovaco baleado, Robert Fico, sigue siendo “muy grave” pero estable. Los médicos aguardan su evolución después de las cinco horas de intervención quirúrgica a la que fue sometido tras el intento de asesinato que recibió ayer cuando un hombre le disparó varias veces.

“El paciente tenía numerosas heridas de bala, que deben regenerarse. En este momento su estado está estabilizado, pero realmente es muy grave”, indicó Miriam Lapuníková, directora del hospital de la localidad de Banská Bystrica donde el premier está hospitalizado.

Fico, de 59 años, fue operado por dos equipos, uno quirúrgico y otro de traumatología, de las múltiples heridas que sufrió. El ministro de Defensa, Robert Kalinak, que acompañó a la directora en su contacto con la prensa, añadió que “en el transcurso de la noche los médicos pudieron estabilizar el estado del paciente”.

La gravedad del estado del paciente se debe a la complicación de las heridas sufridas. “En este momento su estado está estabilizado pero es verdaderamente muy grave, estará en la unidad de cuidados intensivos”, agregó Lapuníková.

Se sabe que al menos cinco fueron los balazos que recibió el premier, en lo que fue el primer intento de asesinato de un líder político europeo en más de 20 años. El hecho provocó la condena internacional pero dejó al descubierto las profundas divisiones políticas en ese país.

Foto: Agencia EFE

Las consecuencias políticas tras el atentado

Aún no se determinó quién asumirá las competencias del jefe del Gobierno en esta situación. Por el momento, la actividad parlamentaria se suspendió hasta el martes.

La presidenta eslovaca, Zuzana Caputova, pidió “serenar la situación política” y adelantó que invitará a todos los líderes de los partidos parlamentarios a una reunión conjunta.

“Juntos invitamos a los líderes de todas las fuerzas parlamentarias al Palacio Presidencial con un único objetivo: serenar la situación y rechazar la violencia”, dijo Caputova, tras calificar al atentado como “una gran tragedia humana y un ataque al orden democrático”.

Por su parte, el aliado de Fico y presidente electo, Peter Pellegrini, instó a los partidos a suspender o bajar el tono de su campaña para las elecciones al Parlamento Europeo del próximo mes.

“Si hay algo que el pueblo de Eslovaquia necesita urgentemente hoy es al menos un consenso y una unidad básicos entre los representantes políticos eslovacos”, dijo Pellegrini, quien ganó las elecciones de abril para el cargo principalmente ceremonial de presidente

Fico dominó la política eslovaca durante gran parte de las últimas dos décadas, fusionando puntos de vista económicos de izquierda con nacionalismo y aprovechando el descontento generalizado por los niveles de vida. Pero también las nuevas reformas que impulsó amenazan el Estado de derecho y la libertad de los medios.

Sus gestiones para poner fin a las sanciones a Rusia y suspender el suministro de armas a Ucrania le hicieron cosechar el cariño de Moscú, y el presidente Vladimir Putin y otros políticos rusos estuvieron entre los que condenaron el intento de asesinato.

 

Fico fue tiroteado ayer en la ciudad de Handlová por un hombre de 71 años, que fue detenido, y aseguró estar en contra de las políticas del Gobierno.