Qué delitos les imputaron a los cuatro jugadores de Vélez acusados de violación

La fiscal formuló los cargos en la audiencia de control de garantías donde este miércoles se definirá la situación procesal de los futbolistas.

La fiscal que investiga la denuncia de una joven de 24 años, que acusó a cuatro jugadores de Vélez Sarsfield de haberla violada en grupo en una habitación de hotel de San Miguel de Tucumán; formuló este miércoles los cargos contra los futbolistas en la audiencia de control de garantías donde se definirá la situación procesal de Sebastián Sosa, Braian Cufré, Abiel Osorio y José Florentín, aprehendidos hace 48 horas.

Según informaron fuentes del caso a Infobae, la fiscal María Eugenia Posse imputó a Abiel Osorio de abuso sexual simple y a Sebastián Sosa, de abuso sexual agravado en calidad de partícipe secundario.

En tanto, la situación de Braian Cufré y José Florentín es mucho más complicada: la fiscal les endilgó haber sido los violadores de la denunciante. Les imputó el delito de abuso sexual agravado por la participación de dos o más personas.

 

El caso

Tras el partido entre Vélez y Atlético Tucumán, la víctima denunció que fue invitada al hotel donde se concentraba el equipo de Liniers. Según sus dichos, fue Sosa quien le pidió que vaya tras una serie de mensajes de Instagram.

Al llegar a la habitación 407, la chica se encontró al jugador. Poco después, se sumaron Osorio, Cufré y Florentín. “Con los cuales comenzó a compartir unas latas de cerveza, luego le ofrecieron fernet y, después de tomar unos tragos, comenzó a sentirse mal, muy mareada, por lo que se recostó en una de las camas, como adormecida”, de acuerdo al reporte inicial.

 

En ese momento, según su relato, habría ocurrido el ataque. La joven dejó el hotel en un auto de aplicación, que pidió ella misma. Tres días más tarde, se presentó ante la División Delitos contra las Personas de la Policía de Tucumán para realizar la denuncia. Allí, entregó la ropa que usó aquella noche.

 

La fiscalía ordenó las pericias de rigor a la víctima, así como el relevo de las cámaras de seguridad y el análisis de las prendas. Poco después, los jugadores fueron separados preventivamente del plantel del club de Liniers.

En su segundo testimonio, al que accedió Infobae, la denunciante aseveró: “Sosa me empezó a escribir, diciéndome que tenía la noche libre y preguntándome si quería que tomemos algo. Yo acepté. Me preguntó si tenía alguna amiga para invitar, pero le dije que no y él me dijo que estaba con otros compañeros Yo le respondí, textualmente: ‘Mientras no se desubiquen, no hay problema’. Tipo 22, Sosa me dijo que vaya al hotel Hilton ubicado en Piedras y Miguel Lillo. Puntualmente, a la habitación 407″.

En el hotel, “me ofrecieron dos latas de cerveza y, luego, me preguntaron si yo hacía tríos o si estaba con mujeres. Les respondí que no, que no me atraía y que siempre que estaba con alguien era sólo entre dos. En ese momento, me ofrecieron fernet en un termo Stanley color blanco”, remarcó.