Correo Argentino: los Macri piden recibir el mismo trato “beneficioso” que Cristóbal López en la justicia comercial

113

La familia del expresidente sostiene que mientras el Estado pide la quiebra de su empresa, le ofrece un acuerdo favorecedor al dueño del Grupo Indalo. La presentación de los Macri se conoció solo horas después de que la fiscal general Gabriela Boquín pidiera ampliar la investigación sobre múltiples inconsistencias y posibles delitos en los balances y registros de la empresa, postergando cualquier definición sobre la propuesta de pago a sus acreedores, incluido el Estado Nacional, que presentó el Grupo Socma

Los Macri decidieron jugar a fondo. Y para eso, presentaron un nuevo escrito ante la Justicia en el que se comparan con el empresario patagónico Cristóbal López en el fuero comercial, y pidieron recibir el mismo trato “beneficioso” que el Estado nacional le profesa al dueño del Grupo Indalo por estos días.

 

Con las firmas del presidente del Correo Argentino SA y uno de sus abogados, los Macri sostuvieron “la contradicción del Estado Nacional es evidente”, si se toma en cuenta lo que ocurre en dos expedientes que tramitan, incluso, en el mismo edificio del mismo fuero judicial.

 

El Estado, argumentaron, “presta conformidad sobre la cancelación de una significativa deuda de Oil Combustibles, mediante un Plan de Facilidades de Pagos que prevé hasta 120 cuotas y una reconocida condonación directa de intereses y multas y también una condonación indirecta teniendo en cuenta la tasa de interés fija allí prevista. Ello, sin realizar ninguna objeción”. Pero al mismo tiempo, indicaron, “en las presentes actuaciones se niega rotundamente a aceptar el pago íntegro que ofrece Correo Argentino, lo que en rigor de verdad constituye una verdadera contradicción y nada más y nada menos que un perjuicio evidente para el propio Estado Nacional”.

 

La presentación de los Macri se conoció solo horas después de que la fiscal general Gabriela Boquín pidiera ampliar la investigación sobre múltiples inconsistencias y posibles delitos en los balances y registros de la empresa, postergando cualquier definición sobre la propuesta de pago a sus acreedores, incluido el Estado Nacional, que presentó el Grupo Socma.

 

Los Macri no aludieron por sus nombres a la fiscal Boquín ni al procurador general del Tesoro, Carlos Zannini, en esta presentación, aunque sí les adjudicaron ánimos persecutorios en anteriores presentaciones. Esta vez, sumaron copias de sendos artículos de LA NACION y Clarín en los que se informó sobre la decisión de la AFIP de incorporar a Oil Combustibles a la moratoria general que impulsó el presidente Alberto Fernández en 2020. De ese modo, el organismo le abrió la puerta a López y a su socio, Fabián de Sousa, para que levanten la quiebra de la petrolera Oil y recuperen el control definitivo del Grupo Indalo.

 

Para los Macri, las facilidades que le ofreció el actual Gobierno a López y De Sousa contrastan con la actitud evidenciada por Zannini y letrados de la AFIP y del Banco Nación en el concurso del Correo Argentino. Durante las últimas semanas, rechazaron que Socma abonara todo lo que la Justicia determine que se le adeuda al fisco, en un solo pago, en 30 días.

 

En un escrito de 17 carillas, Zannini planteó que el holding de los Macri incurrió en numerosas “falacias” al presentar su propuesta, el 28 de marzo último, como así también en una “serie de planteos absolutamente improcedentes”, por lo que solicitó rechazarla sin rodeos.

 

Zannini fue más lejos. Afirmó que el único camino dispuesto por la ley es que la jueza en lo comercial a cargo del concurso, Marta Cirulli, decrete la quiebra del Correo Argentino, y extienda ese quebranto al Grupo Socma para que sea el holding –y sus responsables- quienes afronten las deudas y los problemas acumulados.

 

Para los Macri, Zannini no hace más que evidenciar el “trato hostil” que le propina el actual Gobierno por “motivaciones políticas” que apuntan a perseguir a la familia del expresidente Mauricio Macri. Eso, abundaron, resulta aún más evidente al compararlo con el trato recibido por López y De Sousa, quienes tuvieron como uno de los abogados que asesoró a empresas del Grupo Indalo al actual presidente Alberto Fernández.

 

“Se solicita al Tribunal que a la hora de expedirse sobre la existencia de acuerdo preventivo -le plantearon los Macri a la jueza Cirulli- tenga especial consideración en la conducta asumida por el Estado Nacional en las actuaciones referidas y se aparte de toda petición que ha sido formulada con una evidente motivación política que pudiera signar el resultado de este proceso concursal.”