DENUNCIARON AL MUNICIPIO Y A LAS AUTORIDADES SANITARIAS POR “PRIVACIÓN ILEGÍTIMA DE LA LIBERTAD”

18

Facundo Cabral, Fiscal de Instrucción, Correccional y de Menores de Santo Tomé habló con Radio Sudamericana y anticipó que tanto el transportista contagiado como su pareja, fueron denunciados por inclimplir la cuarentena. Además se está investigando a la mujer ya que habría llegado desde Misiones y no tendría los permisos de ingreso, ni el hisopado correspondiente. A su vez, los infectados denunciaron penalmente al Municipio y a las autoridades sanitarias por “privación ilegítima de la libertad”.

Facundo Cabral, Fiscal de Instrucción, Correccional y de Menores de Santo Tomé contó a Sudamericana que hay una denuncia penal contra dos infectados.

“Esta persona, el transportista, no habría cumplido el aislamiento al llegar a Santo Tomé. Él vino con otras 6 personas que trabajan llevando vehículos de Brasil a Chile. Al llegar a la localidad firman un acta comprometiéndose a cumplir con los 14 días de cuarentena, para determinar si son o no portadores del virus. Al llegar le hicieron el hisopado y habrían dado negativo”.

“Cuando se supo que este transportista dio positivo, hubo denuncias de que habrían (él y su pareja) incumplido con la cuarentena. Su novia habría venido de Misiones”.

El fiscal explicó que la novia de este señor, habría venido de Misiones. Ninguno de los contactos de esta mujer en Misiones dio positivo a coronavirus lo que lleva a pensar que esta mujer se contagió en Santo Tomé.

Además la mujer fue noticia en los medios de comunicación ya que al intentar volver a Misiones, se le realizó un hisopado donde dio positivo y no la dejaron ingresar. “El intendente se enteró por redes sociales que esta mujer no pudo entrar a Misiones y volvió a Santo Tomé. La mujer no habría hecho el trámite para ingresar a la provincia, pero ella habría manifestado que en el cruce del arco no le habían pedido nada”. “Ella señala que en la entrada de Santo Tomé nadie le atajó”, explicó el fiscal.

LOS INFECTADOS DENUNCIAN

PRIVACIÓN ILEGÍTIMA DE LA LIBERTAD

A su vez, los infectados denunciaron al Municipio y a las autoridades sanitarias por “Privación ilegítima de la libertad”.

“Ellos se alojaron en una cabaña a las afueras del pueblo, y al localizarlos fueron obligados a ir a un centro de aislamiento en el que antiguamente funcionaba un boliche. Éste centro está en pleno centro de Santo Tomé”, dijo el Fiscal, además la pareja denuncia que el cuidador no está las 24 horas y cuando no estaba los dejaba encerrados bajo llave. Este lugar es un lugar dispuesto por el Municipio.

“Denunciaron que los obligaron a estar ahí y no le llevan ni siquiera comida, que tienen que pagarse, y que lo hacen con las compras que efectúan a través del cuidador que no siempre está. Hoy se le tomó declaración vía WhatsApp a ellos que están adentro y de paso nos mostraron las condiciones”, agregó.